Innovar

 

La captura que acompaña el cuento es del BooK de Aldana Sabbatini, pueden verlo Web o en Facebook

Este cuento me ayudó, muchísimos años, a entender, que estaba mirando mal…, que cosas no estaba haciendo…, que me estaba influyendo,  porque tenía que ser yo… y varias cosas mas…

Si… un cuentito chiquito pudo todo eso.
Espero que en el que lo lea, también le pase, desde un tontería, hasta algo importante.

 

Cuento…

 

La madre estaba cocinando peceto y como siempre le había cortado las dos puntas.

El hijo, que había visto en otras casas cocinar el peceto entero y pensando que justamente las puntitas quemadas eran la parte mas rica, preguntó por qué se las cortaban antes de asarlo.

“Es una tradición familiar. Mi abuela lo cocinaba así, y mi madre también.

Creo que alguna desgracia puede suceder si se lo sirve completo…. No sé bien, tendrías que preguntarle a tu abuela.”

El niño, muerto de curiosidad, fue a ver a la abuela y le preguntó las causas de aquella mutilación.

“Ningún misterio”, dijo sonriente,

“Cuando mis padres emigraron a este país por la guerra solo pudieron traer consigo algunos pocos utensilios de cocina y entre ellos la asadera que trajeron era tan pequeña que para que el peceto entrara había que cortarle las puntas.

Así lo aprendí a hacer y así lo hice toda mi vida y tu madre aprendió de mí.”

 

Que nos deja…

La enseñanza, es que no hay que quedarse solamente con lo que uno conoce o cree conocer.

Si uno no duda, pregunta, investiga, etc… seguro que se quedará con algunas visiones que podría haber modificado en su vida para hacer que las cosas funcionen de varias maneras… y no en base a un concepto de alguien o alguna equivocación que se tuvo, o a lo aprendido, o…

Muchísimos se basan en el concepto de… “me dijeron que”, “creo que”, “me parece que”, “Y… si lo dice/hace/mira/etc, etc, etc… así…), miles de ejemplos en los cuales tus decisiones, se ven afectadas por las erróneas interpretaciones de “otros”.

Tené tu propia decisión, preguntá, arriesgate, trabaáa lo que querés, lo que pensás, lo que dudas, no te quedes con lo que te dijeron o escuchaste.

 

El hombre con una idea nueva, es un loco, hasta que la pone en práctica y triunfa.
MARK TWAIN

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com